Historia.

Rumbo a los 100 años de gloria

La Federación Argentina de Aficionados al Billar nació el 20 de mayo de 1937. Sin embargo, hay que remontarse a algunos años atrás para encontrar nombres fundamentales para el desarrollo de este deporte.
Uno de ellos es el de Don Juan Carlos Basavilbaso quien fue el fundador y director de la revista “Billar” cuyo primer número salió a la calle el 1º de agosto de 1925. Dedicado al billar desde 1918, llegó a ser profesor y director de la sala que había en el subsuelo de Avenida de Mayo y Carlos Pellegrini, llamada Colón.
El tema principal de la revista era el relativo a la necesidad de la fundación de una entidad directriz del juego. Basavilbaso opinaba que era imposible el progreso de la actividad sin una dirección adecuada. Logró al fin la primera reunión de los hombres más importantes del deporte, el 21 de enero de 1926 en el salón de actos de Última Hora, en Esmeralda 173.

Allí se nombró una comisión provisoria presidida por Basavilbaso, para que convocara a Asamblea General, la que se hizo en el salón de actos de “La Razón” el 8 de febrero de ese mismo año.
De allí surgió la primera comisión Directiva de la Federación Argentina de Billar presidida por el Dr. Juan Carlos Ávila.
Pese a los esfuerzos de sus integrantes, hubieron grandes lagunas de inactividad, hasta que en 1937, estando en la Argentina el fuerte aficionado español Raimundo Vives, que organizara el billar en Barcelona y Madrid, Basavilbaso encontró el aliado indispensable para la definitiva consolidación de la Federación. Así, el 20 de mayo de 1937, en una reunión realizada en el bar “Los 36” de Cochabamba y Entre Ríos, se lograba el intento que había de ser definitivo, ya que la entidad dirigió desde esa fecha los destinos del billar argentino.

Investigación de la escritora e historiadora Silvia Martínez